Vivienda unifamiliar aislada y piscina

Partimos de una parcela bastante regular con un cierto desnivel del terreno, por lo que proponemos un proyecto volumétricamente cúbico y bastante compacto, jugando al mismo tiempo con el vaciado y la proyección de los espacios interiores.

Ubicación

Valldoreix, Barcelona

Volúmenes cúbicos para compensar el desnivel

La vivienda desciende hasta llegar a la zona de jardín y piscina exterior desbordante.

El efecto de la entrada es especialmente contundente por la presencia de una original escalera de altura infinita que nos invita a entrar en una planta baja muy libre y diáfana, donde la luz invade todos los espacios abiertos totalmente hacia el jardín, el sol del sur y las vistas.

Situamos en la primera planta las piezas destinadas a los pequeños de la casa y el estudio, el cual destaca por el saliente que crea en la fachada, formando un porche y una terraza. La planta superior, donde se encuentra la suite, un estudio-estar y el despacho, es la parte más noble y privada de la casa. Destinada a los padres, se caracteriza por su libertad en cuanto a movimientos y recorridos, proyectándose hacia el exterior a través de la terraza, la cual goza de unas vistas espectaculares.

Espacios interiores y exteriores

Un escalonado exterior acompaña el terreno y nos conduce hacia un jardín y piscina exterior, que se encuentran dominados por una fina pérgola de hierro inclinada, para no distorsionar las vistas del jardín.

Utilizamos materiales muy diferenciados por lo que a textura y color se refiere, generando un contraste muy importante entre las dos fachadas principales. La fachada que da a la calle revestida con piedra beige denota equilibrio y tranquilidad, en sintonía con los edificios catalogados que se encuentran en la misma calle. Sensaciones opuestas son las que genera la madera combinada con el aluminio de la fachada interior, proyectando dinamismo y movimiento.